domingo, julio 20, 2008

DE NOCHE, EN UNA ORILLA


Un pensamiento flotando en la orilla.


Alrededor, la espuma del tiempo.
¿De qué parte de la noche
ha caído hasta empapar la estrella,
hasta romper el sueño de poniente?

Crece la onda y se pierde
en la negrura,
y hay pisadas heridas
cuyo olvido parece
la semilla de un secreto.

Antes de alcanzarlo con los dedos
el pensamiento se hunde.
Tan sólo deja pompas
con que escribir poemas.

2 comentarios:

Esther dijo...

Pues que sigan las pompas, y los pensamientos. Ya estamos de nuevo.

Miguel Marqués dijo...

Me encanta la palabra pompa y la manera en que lo explicas: los pensamientos son difíciles de fijar, pero los rastros que dejan sacan buena poesía.

Ya va el "Aquí y ahora" camino de Lanzarote, por cierto!!