domingo, abril 27, 2008

PETRÓLEO


Hay una palabra inútil,
seca, acartonada,
herida por la luz y el abandono.
No es ni fósil, ni esqueleto,
ni reliquia poderosa de otro tiempo.
Es el mapa del olvido y la memoria,
la ruta hecha ceniza de la lluvia,
caracola de violín y amaneceres.
Quedó sobre la mesa del salón
después de que el azul del mes de abril
por fin te concediera el infinito
de esos sueños atrapados por mis besos.
A punto de romperse, amarillenta,
cadáver exquisito de tu boca,
aguanta los envites de las horas,
los vientos caprichosos de la pérdida,
y así va convirtiéndose en petróleo,
espesa ausencia entre los dedos,
para el motor de mi nostalgia.

(foto:http://arturoweb.files.wordpress.com/2007/11/ausencia.jpg)

5 comentarios:

Rocío dijo...

De petróleo nada. Me ha sabido a gloria. Y qué bien suena, muy rítmico.
ON

Esther dijo...

Cómo dominas este idioma...

Caperucito Lorca dijo...

Si la ausencia fuera petróleo, más de uno ya no estaba en el paro.

Recibí satisfactoriamente tu emilo. Te respondo en cuanto pueda.

The Dark dijo...

Parece mentira que estubieses hablando del petróleo. Es asombroso como unas simples palabras con un poco (o mucha) imaginación se pueden convertir en un regalo para la vista y el intelecto. Muy bueno. Haber si algun día puedo escribir como tú o por lo menos ser una burda imitación. Felicidades.

José Mari dijo...

Caperucito, qué alegría recibir tu carta... Anda que no te lo estás pasando bien. Gracias por tus palabras y por esta visita.
Un abrazo.

The Dark, me alegra muchísimo verte por aquí. ¡Qué rápido has llegado! Bueno, lo importante es que ya tienes a tu edad tu blog, y que eres inquieto y que lo haces muy bien. Todo llegará. No serás imitación, sino que lo que leas de mi o de otros te ayudará a encontrar tu escritura. Así hemos hecho todos. Lo primero es leer, leer todo lo que se pueda. Luego la escritura llega sola.
Un saludo cariñoso y bienvenido, nuevamente. Tómate un café, invita la casa.